Sensacionalismo en los medios nativos digitales ― nuevo estudio

¿Los medios nativos digitales están especialmente inclinados al sensacionalismo? No pocos periodistas veteranos desdeñan los medios nacidos en internet, por considerar que practican un periodismo de inferior categoría que el de los medios tradicionales. Los tratamientos informativos, dicen, son más superficiales. Los contenidos, menos relevantes. Su impacto en la opinión pública, inapreciable. ¿Será esto cierto?

Para comprobarlo, un equipo internacional de investigadores, del que formo parte, ha realizado un estudio que acaba de ser publicado en la prestigiosa revista científica Journalism. La investigación, titulada “A new sensation? An international exploration of sensationalism and social media recommendations in online news publications”, analiza 400 noticias publicadas en 2014 por los principales medios nativos digitales de Estados Unidos (The Huffington Post), Argentina (Minutouno.com), Brasil (G1) y México (Aristegui Noticias).

El estudio consta de dos partes: en primer lugar, un análisis del contenido de esas noticias y, en segundo lugar, una exploración de su eco en las redes sociales. La investigación ha hallado que el tratamiento informativo de temas habitualmente considerados “serios” ―tales como noticias sobre política o sobre ciencia y tecnología― son tratados con estilos idénticos a los de otros temas más propios del periodismo sensacionalista, como las informaciones sobre crímenes o las noticias de sociedad.

No obstante, la investigación ha hallado que la aproximación sensacionalista a las noticias varía según los países. En la comparación entre Estados Unidos, Argentina, Brasil y México, se han detectado diferencias significativas tanto en los temas informativos que son tratados de modo sensacionalista, como en los estilos para hacerlo.

El estudio también determina que los usuarios de redes sociales no tienen especiales remilgos en compartir noticias sensacionalistas, pues lo hacen con la misma intensidad con la que comparten noticias que no lo son. Aunque la investigación está basada en noticias publicadas en 2014, este hallazgo es especialmente interesante, a la luz del debate surgido en los últimos tiempos en relación con la propagación de noticias falsas (fake news) en las redes sociales.

___________________
Cómo citar el estudio:

___________________
Relacionado:

→ Acceso a todas mis publicaciones: libros, capítulos, artículos

Comparte:

FacebookTwitterGoogleLinkedIn


Profesor de periodismo e investigador sobre medios digitales en la Universidad de Navarra. Twitter: @rsalaverria

Publicado en investigación, publicaciones, tendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*