Las dos caras de Google

Google, ¿ángel o demonio?
Vale la pena echar un vistazo a el especial Google, ¿ángel o demonio?, que publican hoy los diarios digitales del grupo Vocento. Libertad y control. Gratuidad y monopolio. Page y Brin. Google tiene eso: dos caras.

El especial incluye varias breves entrevistas en vídeo a gentes de internet, entre las que han pensado que no estorbo.

Por cierto, ahora que está a punto de cumplir diez años, releo un artículo sobre el buscador que publiqué en abril de 1999 en la histórica sección «El Navegante» de elmundo.es y pienso que, al menos esa vez, acerté plenamente en el título y en alguna cosa más: La revolución Google!.

De hecho, según el propio buscador, me cabe el orgullo de haber sido el primero que publicó una noticia «in Spanish» hablando de Google, un buscador que, por entonces, no pasaba de ser un simple experimento… Cuántas vueltas da la vida, je.

__________________
P.S.: Algunos lectores me habéis preguntado en privado por la razón de mi silencio últimamente, sobre todo en medio de tanta noticia relevante (cierre de ADN.es, «reinvención» de El País…). La razón ya os la imagináis: ando hasta arriba de trabajo y he tenido que cortar por algún lado. Pero prometo noticias fruto precisamente de ese trabajo. Muy pronto.

Profesor de periodismo e investigador sobre medios digitales en la Universidad de Navarra. Twitter: @rsalaverria

Posted in entrevistas
3 Comments » for Las dos caras de Google
  1. Mamo dice:

    Lo que se conoce como una verdadera profesía! Muy buena la nota… y mucho mejor teniendo en cuenta que fue escrita hace una década!

  2. Bastante acertada a sua previsão. Li o artigo e fiquei impressionado como você previu com precisão o que viria a ser o Google (ou a Google) uma década depois. Hoje o site de busca mais famoso do mundo já utiliza e dispõe anúncios nas páginas que indexa, mas ainda assim de forma bem mais inteligente que os concorrentes que, diga-se, tiveram que copiá-lo para sobreviver. Parabém pelo artigo. Mesmo com dez anos de atraso.

  3. María dice:

    Y ahora, supongo, cabe seguir protizando hasta cotas que, casi, parecerían elucubradas por el mismo Nostradamus.
    ¡Muy bueno!
    Un saludo,
    María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*