‘The Oregonian’ o el juego de la silla

Ya sabíamos que quien fue a Sevilla perdió su silla. A partir de ahora, quien trabaje en The Oregonian también la habrá perdido.

Fundado en 1850, el periódico decano de la ciudad Portland y uno de los más antiguos de Estados Unidos, se muda esta semana a un nuevo edificio. La medida forma parte de un plan de ajuste económico lanzado hace un año por la empresa editora, Oregonian Media Group. La receta ya la conocemos: adelgazar la organización y abaratar costes.

La empresa comenzó ese proceso en octubre pasado, reduciendo la distribución de ejemplares a apenas cuatro días por semana —miércoles, viernes, sábado y domingo—, si bien el periódico ha seguido editándose siete días por semana en formato digital. El pasado mes de abril el periódico adoptó otra clara medida de abaratamiento: sustituyó el centenario formato asabanado (broadsheet) por el tabloide, que ahorra papel. Aunque en el último año el periódico ha aumentado su apuesta por lo digital con el lanzamiento de OregonianLive.com, lo cierto es que la empresa ha pasado de 650 a 300 empleados. Recortes, recortes, recortes.

Esta semana The Oregonian da un nuevo paso. La mermada redacción abandona su sede desde 1948 y se traslada a otras oficinas, situadas también en el centro de Portland, mejor preparadas para el trabajo multiplataforma. Lo más llamativo de esta nueva redacción será que los periodistas ya no tendrán mesa propia. Tampoco silla, por tanto. Será, según se anuncia, un nuevo puesto de trabajo «dinámico» que pretende estimular la «colaboración». Dicho en román paladino: el primero que llegue a la redacción tendrá mesa asegurada; los que tarden, ya se verá. No sé yo si esta es la mejor forma de reorientar los medios tradicionales hacia su inevitable futuro digital.

Los periodistas de The Oregonian, esos que a partir de ahora competirán en el juego de la silla, han despedido su antigua redacción en este vídeo:

Profesor de periodismo e investigador sobre medios digitales en la Universidad de Navarra. Twitter: @rsalaverria

Posted in general

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*