Arranca Lainformacion.com

Tras un par de semanas de pruebas abiertas solo para usuarios invitados, hoy se produce por fin el esperado estreno de Lainformacion.com, la gran apuesta de información general de Dixi Media.

La fecha del lanzamiento, 23 de abril, no es casual, por supuesto. Esconde sin duda un guiño cómplice el hecho de que un medio que anuncia su clara vocación multimedia y rupturista con el pasado de la prensa haya elegido precisamente el día del libro para empezar. Por eso, no estoy seguro de cuál es el sentido que han querido imprimir a la metáfora. ¿Tal vez un recordatorio de que, en el fondo, lo que importa es el contenido y no el soporte? Quiero pensar que sí. Pero, ¿acaso es otra forma implícita de recordarnos las inclinaciones incendiarias de sus autores? Vaya a usted a saber.

Lainformacion.com llega en un momento especialmente complicado para los medios. También para los digitales. La crisis publicitaria sacude a todos. Quizá por este motivo, frente a lo que se anunció en el otoño de 2008, el equipo liderado por Mario Tascón, director general de la factoría Dixi Media, y Vanessa Jiménez, directora del nuevo medio, no se ha dado especiales prisas en lanzar el nuevo medio. Para qué precipitarse con la que está cayendo, habrán pensado. Confiemos en que este tiempo extra les haya servido para evitar improvisaciones y para apretar como es debido las tuercas del nuevo medio. Lo veremos en los próximos días.

La filosofía editorial de Lainformacion.com se basa en una combinación de tres flujos informativos: los generados por periodistas, buscadores de noticias y usuarios, respectivamente. «Periodismo 3.0» le llaman a esto en su cabecera, haciendo suya una etiqueta acuñada en su día por Juan Varela y que, lo siento, sigue sin gustarme. Lo explican en este vídeo, manual de uso de la nueva publicación digital (no inserto el vídeo aquí mismo porque esa herramienta todavía no les funciona en el momento en que escribo estas letras).

Nunca he sido partidario de evaluar un medio por cómo se presenta en el día de su estreno. Es una jornada en que la redacción, como no puede ser de otro modo, echa el resto y suele mostrar una cara más lustrosa de lo que será habitual, al menos en sus primeras semanas. También es un día especialmente peligroso donde puede saltar el efecto «demo» y empezar a fallar todo inexplicablemente. Esas cosas ocurren. Además, el lanzamiento me ha pillado lejos, así que me guardo una revisión más detenida para más adelante.

En todo caso, como ya tuve oportunidad de echar un vistazo a las versiones iniciales en la fase de beta privada, diré algunas cosas que me gustan y otras que no me gustan tanto. Por decirlo brevemente, me parece muy bien en lo formal pero tengo dudas respecto de su modelo editorial.

El diseño, ciertamente, me parece bien rematado, con una arquitectura sólida y una imagen muy moderna, a la altura de los tiempos actuales en la Web. Han elegido una paleta de colores muy intensa y caracterizadora, basada en el amarillo y el negro, que sin duda les sirve para algo vital en este momento: distinguirse de la competencia. Sin embargo, incluso esta apuesta cromática no está exenta de riesgos puesto que el amarillo ya sabemos qué tipo de connotaciones tiene en el periodismo. De todo lo que he visto hasta ahora, sin duda lo que más me convence es su barra de navegación, con sus menús informativos desplegables.

Ahora bien, si algo echo en falta de momento es un ingrediente que considero crucial en cualquier medio: más músculo periodístico. Recurrir a la selección de noticias publicadas por terceros no me parece mal, siempre que se haga del modo en que lo han hecho: identificando a la fuente original y remitiendo allí a los usuarios. También considero oportuno dar voz a los usuarios e incorporar su contribución informativa al medio, siempre que esta sea relevante. Sin embargo, para un medio con vocación de liderazgo esas prácticas deben ser lo secundario, nunca lo principal.

Tascón ha representado la filosofía editorial del nuevo medio como un triángulo:

Fuente: Boletín Diximedia, 22/12/2008.

Sin embargo, como a todos nos enseñaron en la escuela, hay distintos tipos de triángulos. El de aquí arriba es un equilátero, pues todos sus lados son iguales. Sin embargo, hay otros dos tipos posibles triángulos: escalenos e isósceles.

Fuente: Desarrollos geométricos.

Quizá me esté convirtiendo en un anticuado, pero creo que en un medio periodístico el peso editorial debe recaer esencialmente en la producción propia. Y eso solo se consigue como se ha conseguido toda la vida: con periodistas. Así que adivinen por qué tipo de triángulo apuesto yo.

Profesor de periodismo e investigador sobre medios digitales en la Universidad de Navarra. Twitter: @rsalaverria

Posted in general
2 Comments » for Arranca Lainformacion.com
  1. maj dice:

    En cuestiones formales no me meto porque soy muy ignorante. Pero que, por ahora, carece de músculo periodístico me parece evidente. Y me sorprende por algo que también señala RS: ha habido tiempo para trabajar ese aspecto. Para mi, es el aspecto que más se tendría que haber mimado. Por eso mi primera decepción. Pero, escribe Ramón, demos tiempo al tiempo. Y ánimo para los que han sacado la infomacion.

  2. Anonymous dice:

    Podría pensarse que 1 año para montar un medio digital no deje espacio para la improvisación. Sin embargo, algunos detalles, como la falta de una redacción «humana» o de cualquier tipo de proyecto/línea editorial, o la vergonzante campaña de autobombo (verguenza ajena entiéndase) hace pensar todo lo contrario.
    Lo veo un caso claro de necesidad autocreada, solo que en esta ocasión, la necesidad la tiene la parte ofertante, y no la demandante. Intentan convencernos de que es esto lo que tenemos que consumir y que esto será nuestro futuro (y a mi que me suena a las máquinas para conservar los alimentos al vacío que te venden en teletienda). El problema es que esto, nadie lo ha pedido.
    También podría pensarse que se ha decidido poner el músculo en la parte tecnológica, que 40 millones de euros dan para más maquinitas que el ejército Clon; pero de nuevo, una portada de deportes que destaca que el presidente danés acude al parlamento en bicicleta, o la existencia de varias secciones publicadas en wordpress hace pensar en que tampoco está allí la fuerza del proyecto.
    En resumen: improvisación, toda. Proyecto, ninguno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*