Un periodista nómada estrena web

Y -¡ah, sorpresa!- no es un blog. Aunque también lo tiene.

Se llama Ander Izagirre, sus andanzas y escritura producen sana envidia (lean, lean) y, en efecto, es mi amigo. Preparen hueco en los favoritos: www.anderiza.com

Profesor de periodismo e investigador sobre medios digitales en la Universidad de Navarra. Twitter: @rsalaverria

Posted in general
3 Comments » for Un periodista nómada estrena web
  1. CALIDAD O INMEDIATEZ, ¿JUNTAS O POR SEPARADO?

    Es evidente que el siglo XX será recordado por ser, entre otras muchas cosas, la era de la mayor revolución en información y comunicación acontecida hasta el momento.
    Tal y como afirma Maria Bella Palomo en su libro «El periodista on line», el profesional de la información pasa de ser “una persona con capacidad para la escritura, don de gentes y conocimientos mecanográficos a tener una actitud tecnológicamente activa”.
    En efecto, al modificar los soportes y al evolucionar la forma de comunicar, el periodista se ve obligado a transformar su manera de informar, antes tecnológicamente pobre, adaptando este conocimiento a nuevas características periodísticas propiciadas con la llegada de las nuevas tecnologías, como la brevedad y rapidez, acarreando a veces, graves problemas: es tal el afán de las empresas de comunicación en ser las primeras en dar una noticia que, en algunos casos, la manipulación y las “meteduras de pata” absorben por completo la calidad periodística.
    La pregunta, en tal caso sería, ¿qué preferimos, calidad o inmediatez?
    El periodista «on line» puede ofrecer ambas cualidades. El error es que la presión empresarial con la que se codea el profesional, elimine la calidad y solo nos quede una inmediatez desprovista de veracidad.

  2. Sincopado dice:

    Gran noticia. Ya la he visitado y, la verdad, que está muy chula.

  3. Íñigo dice:

    La mejor noticia de este martes que ya quiere ser miércoles. Yo tuve la suerte de que me diera clase, y tiene una prosa fina, certera y muy agradable. De veras que me considero afortunado por haber intentado aprender a ‘juntar letras’ de su mano. El reportaje de Djibuti, delicioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*