Sinécdoque

«Tropo que consiste en extender, restringir o alterar
de algún modo la significación de las palabras, para
designar un todo con el nombre de una de
sus partes
, o viceversa.»
DRAE, 21ª ed.

Palabras pronunciadas por Juan Cruz, subdirector del diario El País, en una mesa redonda sobre la situación y las tendencias de la prensa en España:

Internet ha dejado de ser creíble nada más nacer, y está obligando a la prensa, la radio, la televisión y al ciudadano de a pie a vivir en vilo con respecto a lo que Internet pueda decir de él porque aún no tiene los contrafuertes éticos o morales que, a veces de forma violenta también, son parte de la obligación de los periodistas mantener.

Defina «Internet», señor Cruz.

Más:

Profesor de periodismo e investigador sobre medios digitales en la Universidad de Navarra. Twitter: @rsalaverria

Posted in general
5 Comments » for Sinécdoque
  1. sí, claro, Internet, ese bichito malo que se come las galletas de chocolate y cambia las llaves de cajón… ay…

  2. Anonymous dice:

    Es cierto, hoy en día cualquier canal de television, emisora de radio, o periodico, está obligado a tener presencia en internet..y asi comienza la lucha de quien puede más…

  3. Creo que el miedo a los medios es parte de los temores irracionales de la humanidad; cuando es la voz del medio la que pide orden, quizás hablamos ya de lucha por el poder y de otro miedo, el de perderlo.

  4. Matias dice:

    Pues no entiendo en que se basa el señor Cruz para afirmar algo así de manera tan gratuita. ¿Para quién ha perdido credibilidad Internet? ¿Para el creciente número de personas que pagan por el ADSL? ¿Para mucha gente que, ante grandes eventos noticiosos, acuden masivamente a los diarios digitales para informarse? No pretendo hacer una defensa de la Red desde la Red. Nada de coporativismo, pero me gustaría entenderlo. Como dice el autor de este excelente blog (aprovecho éste, mi primer mensaje, para saludarle), «defina ‘Internet’, señor Cruz». Tampoco entiendo que diga que en la Red, como si fuente un ente abstraco, sin personas tras ella, no existen principios éticos. Pues como todo en la vida, ¿no? Habrá personas aquí que los tengan y cumplan, y otras no.

  5. Un saludo también para ti, Matías; bienvenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*