Untitled

El «comité de sabios» reclama una apuesta de RTVE por internet

No somos los únicos que vemos grandes lagunas en la presencia actual de RTVE en internet. El comité de sabios, cuyo informe para la reforma del ente se ha hecho público hoy, incluye en su documento una exigencia expresa de que RTVE apueste definitivamente por internet (los coloreados son nuestros).

    (…)
    3.3.3. RTVE e Internet.
    Finalmente, pero con una trascendencia primordial y relacionada con los restantes nuevos servicios, RTVE debe crear un auténtico «sitio» Web, con identidad y recursos propios, que disponga de autonomía para el desarrollo de sus potencialidades que sirva, a su vez, de plataforma tecnológica para la modernización y mejora de la nueva estructura empresarial, optimizando sus recursos técnicos y humanos y convirtiéndose en el mejor referente del desarrollo integral del Grupo. Para ello, deben de corregirse con urgencia los actuales desfases de funciones y categorías que afectan a la actual organización del área de Internet de RTVE, creando los perfiles profesionales adecuados al nuevo escenario digital.
    Internet es un complemento imprescindible, en el nuevo entorno digital, para la oferta de sus contenidos de forma flexible, para el enriquecimiento de sus programas con nuevos datos, y para proporcionar a los ciudadanos todo tipo de servicios interactivos. El sitio de RTVE en Internet debe ofrecer sus servicios de radio, televisión y multimedia, mucho más especializados, accesibles, y adecuados a una comunicación bidireccional, es decir, mucho más participativos y democráticos para los ciudadanos en una visión de servicio público. Además, debe contar con enlaces a servicios públicos de todo tipo, y promover el acceso a la Administración electrónica.
    El portal de Internet de RTVE debe convertirse, en suma, en el núcleo estratégico de la oferta de contenidos multimedia, así como en el principal distribuidor de las ofertas que se desarrollen en sus distintas áreas de actividad, e impulsor de la convergencia con la radio y la televisión digital.
    Para ello, es imprescindible la activa colaboración de las unidades estratégicas del Grupo y, especialmente, de los servicios informativos y de las áreas de informática y comercial.
    De acuerdo con sus capacidades y reservas de contenidos y derechos, RTVE podría empaquetar, asimismo, otros canales para su venta a plataformas nacionales y extranjeras de pago, como el actual Canal Nostalgia (aprovechamiento de archivos), o canales de cine-ficción para allegar recursos para una mejor financiación del servicio público. También se pueden aprovechar los cauces abiertos por las nuevas tecnologías y nuevas redes, para ofrecer sus activos de sonidos e imágenes y sus nuevos servicios de valor añadido por Internet o telefonía móvil o para las nuevas plataformas tecnológicas que están surgiendo.
    Las condiciones de esta colaboración comercial deben, sin embargo, ser estrictamente planificadas y controladas, de manera que sean rentables, su contabilidad esté separada nítidamente de la del servicio público, y el derecho al primer visionado de los programas quede siempre reservado a la difusión universal y gratuita, salvo en los casos en que un producto tenga limitaciones para sus plazos de explotación (como en el caso de los largometrajes).
    (…)

¿Lo verán nuestros ojos?

Profesor de periodismo e investigador sobre medios digitales en la Universidad de Navarra. Twitter: @rsalaverria

Posted in general

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*