Untitled

Elpais.es desluce su estreno con problemas técnicos

Han transcurrido varios días desde que se pusiera de largo la nueva edición de pago de El País y el balance inicial de ese estreno, junto con las luces que comenté en mi mensaje anterior, ha arrojado también unas cuantas sombras. Más de un lector del diario digital ha comprobado cómo en estos últimos días le ha resultado prácticamente imposible acceder a los contenidos de El País… incluso pagando.

Suscribirse a El País se está demostrando, en efecto, toda una prueba de lealtad para los lectores. Un consultor y profesor de periodismo, Toni Piqué, me describía así su tortuosa experiencia personal: «Pasé todo un día para registrarme. La contraseña tardó dos días en funcionar (tuve que cambiarla dos veces) y parecía que era culpa mía. La contraseña se ve, no aparecen los típicos puntos (luego sí, pero me mandaron un mensaje de correo donde figuraban mis datos, incluida la contraseña, en «abierto»). Me sorprendió«.

Piqué también menciona algunas otras lagunas de carácter técnico: «No funciona con Netscape (vale, ya lo veo con Explorer y ya sé que somos casi nadie, pero ¿tan difícil es?). No encuentro los contenidos que busco y me he tenido que bajar pdfs que no quiero porque me remiten sistemáticamente ahí«. Por último, añade que el servicio «Mi Carpeta» no le funciona, que la navegación le resulta lenta y que considera confusa la visita guiada: «Mucha propaganda y poco servicio«. Un cliente plenamente satisfecho, en fin…

La verdad es que estos problemas no parecen estar siendo la excepción. En varios foros y grupos de noticias circulan abundantes testimonios personales de disgusto por la lentitud de navegación de la nueva web y por la gran dificultad técnica para suscribirse.

Más vale que el equipo técnico de ELPAIS.es se apreste a solucionar estos problemas pues, si ya es difícil que un internauta se anime a pagar por contenidos, someterle a este tipo de obstáculos puede desanimar al más entusiasta. Mientras tanto, y a pesar de estos problemas, sigo pensando lo que ya expresé en mi mensaje anterior: que la apuesta por el modelo de pago realizada por El País es la más esperanzadora y sensata entre las que se han desvelado en los últimos meses en la prensa digital española. Aunque, como me recuerda Piqué, cabe cuestionarse si El País ha acertado al imitar a la edición digital del Wall Street Journal (íntegramente de pago), en lugar de adoptar el modelo de The New York Times (suscripción gratuita), con el que guarda obviamente más similitudes.

Hoy he recibido un mensaje del periodista gallego Luis Sangil en el que muestra su acuerdo con las tesis que expresé en mi texto anterior. Sangil considera que el paso dado por El País tendrá gran repercusión sobre el resto de los medios en la red por diversos motivos: «En primer lugar, porque es el líder de la prensa de información general en España. En segundo, porque el 40% de sus lectores en Internet proceden de fuera de España (según datos aportados por Juan Luis Cebrián en la convención de directores de la SER, el fin de semana pasado). En tercer lugar, porque el grupo PRISA ya tiene experiencia de gestión de cobrar por contenidos habitualmente gratuitos. Me refiero en este caso a Canal+. Si en España ya existe cultura de pago por ver la televisión se debe, fundamentalmente, a esta compañía«.

Luis Sangil, que ha cursado el Máster en Gestión de Empresas de Comunicación de la Universidad de Navarra, augura que este paso de El País tendrá efectos beneficiosos incluso para la competencia. «Que El País apueste por la cultura del pago les beneficia no solamente a ellos sino al conjunto de los medios de información de lengua hispana en la red por el peso específico que tiene este diario en este ámbito. Lo bueno, se paga. Mayores ingresos deberán traducirse en mayores inversiones por incrementar la calidad del medio en Internet«. En cuanto al momento en el que se aborda este cambio, Sangil considera que es óptimo: «Se hace frente a la crisis publicitaria con la otra fuente de financiación básica en los medios. Además, la experiencia previa de otras marcas (en este sentido creo que es de justicia citar la valentía de Recoletos con el diario Expansión) corroboran que la formula del pago es viable«.

Sangil también valora el esfuerzo de El País por aprovechar las posibilidades comunicativas de la Red. «Considero que ELPAIS.es apuesta por el desarrollo de una narrativa propia en la red con la integración de todos las herramientas disponibles. Si bien la mejora es elevada, aún queda mucho por mejorar«. Concluye su análisis con la siguiente crítica: «Estimo oportuno incentivar la participación de los lectores pero me parece que no esta equilibrado el protagonismo que se pretende realizar en este sentido. En este punto es donde mis discrepancias con el proyecto son mayores«.

Si alguien tiene más comentarios, ya sabe: no tiene más que expresarlos aquí mismo.

Profesor de periodismo e investigador sobre medios digitales en la Universidad de Navarra. Twitter: @rsalaverria

Posted in general

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*