Untitled

¿Por qué nos conviene que el nuevo El País de pago tenga éxito?

Escribo estas líneas en el momento exacto en que la historia del periodismo digital en España está abriendo un nuevo capítulo. A esta hora, las cuatro y media de la tarde del domingo 17 de noviembre de 2002, la web de El País no ofrece sus contenidos habituales. En su lugar, presenta una simple página en blanco con un logotipo del diario bajo el que se lee lo siguiente: «En estos momentos, estamos cambiando todo el Web. (…) Si vuelve en unas horas, será uno de los primeros en disfrutar del nuevo ELPAIS.es«. El cambio al que alude este aviso es el anunciado salto de El País a un modelo de pago. Pero ese cambio va más allá y, como apuntan las palabras de esa escueta página, puede entenderse como un cambio de la Web con mayúsculas: lo que hoy hace El País supone un hito histórico en los medios de comunicación digitales en España.


ANTES Y DESPUÉS. La diferencia entre estas dos versiones de ‘El País’

(17 y 18/11/2002, respectivamente) va mucho más allá de lo formal:

significa en realidad un cambio profundo de Internet en España

No dedicaré este texto a describir las características del nuevo diario pues, como es de suponer, el propio El País ya se ha encargado de explicarlas con gran detalle (véase al final). Basta con recordar lo fundamental: el nuevo periódico digital será íntegramente de pago aunque con un precio que puede considerarse asequible (80 euros la suscripción anual, lo que significa 20 céntimos al día), y ofrecerá ciertos servicios de alto valor añadido desconocidos hasta ahora entre los medios digitales hispanos. Lo que me interesa más bien es comentar cuál es la verdadera magnitud de este cambio y lo mucho que los medios de Internet, todos ellos, se juegan en él. Y es que creo ciertamente que de la suerte (buena o mala) que corra El País con esta apuesta va a depender en gran medida el futuro de la prensa digital española en los próximos años.

En este weblog he ido reseñando a lo largo de los últimos meses los sucesivos anuncios de distintos diarios (Expansión, La Gaceta de los Negocios, Diario de Navarra, El Mundo, ABC, El Periódico…) y revistas (Hola) de cobrar por parte de sus contenidos y/o servicios. Puede discutirse, por tanto, que esta medida de El País tenga la trascendencia histórica que le doy. Otros, se dirá con razón, ya lo han hecho antes.

Sin embargo, no es menos cierto que la envergadura del cambio emprendido por El País es mucho mayor, parece más realista y, sobre todo, va acompañada de una notabilísima mejora del producto. En primer lugar, considero que su cambio es mucho mayor porque ha sido el único diario de información general que se ha atrevido a cerrar todos sus contenidos informativos, aun a riesgo de perder el 90% de sus 500.000 lectores diarios, tal y como ha confesado esta semana Mario Tascón, director general de Prisacom, al diario colombiano El Tiempo (véase al final). En segundo lugar, creo que la de El País es una apuesta más realista que la de otros competidores porque los precios resultan mucho más ajustados; una suscripción diaria a todas las informaciones de El País cuesta 20 céntimos de euro (la quinta parte de la versión impresa), en tanto que, por ejemplo, la compra de la versión PDF de un ejemplar de ABC cuesta 90 céntimos. Por último, me parece que El País plantea su órdago después de haber hecho los deberes: la nueva web ofrece servicios interactivos que mejoran profundamente los anteriores y aporta novedades técnicas y de contenido que denotan un excelente esfuerzo de creatividad periodística. Con su nuevo formato, El País se ha situado en muchos aspectos claramente por delante de sus competidores, quienes a la hora de lanzarse al modelo de pago se contentaron prácticamente con cobrar hoy por aquello que ayer ofrecían gratis.

Ahora bien, todo este buen trabajo previo de El País no garantiza el éxito, ni mucho menos. En la comunidad hispanohablante, quizá más incluso que en otras comunidades de la Red, sigue muy arraigada la idea de que la información es un bien gratuito. Los severos problemas para captar clientes que han sufrido durante los últimos años las plataformas de televisión digital no son más que una señal de la resistencia de los españoles a pagar por contenidos. Pero si alguna opción hay de que los internautas se animen a rascarse el bolsillo, creo que El País ha puesto todo de su parte para que lo hagan: buena información, precio comptetitivo y excelente herramienta tecnológica.

Por eso creo que sería una gran noticia, no sólo para El País sino para todos los medios digitales hispanos y por extensión para todos los periodistas, que esta apuesta tuviera éxito. Significaría que, después de haber fracasado tantas veces con medidas puramente mercadotécnicas y publicitarias en el intento de hacer rentables a los medios digitales, la solución fuera tan sencilla como ésta: apostar de una vez por el periodismo.

La historia de la prensa ha demostrado durante décadas que la única opción realmente duradera es la calidad. Por tanto, creo que si el nuevo El País de pago obtiene resultados esperanzadores en un plazo prudencial, habrá marcado un antes y un después en la Internet hispana. Y es que, si eso ocurre, probablemente propiciará un efecto demostración que empujará a los demás diarios a seguir sus pasos y, con independencia del modelo de financiación que elijan, les obligará por fin a mejorar sus servicios informativos en la web. Ojalá ocurra. Sobre todo porque implicará que la apuesta por la información y por los periodistas habrá triunfado. Una vez más.

NOTICIAS RELACIONADAS

Elpais.es estrena edición de pago, El País (17/11/2002)

Spain’s ‘El Pais’ To Charge For Web Site, Editor & Publisher (15/10/2002)

El diario español ‘El País’ empezará a cobrar el acceso a su edición en Internet, El Tiempo (Colombia) (14/11/2002)

‘El País’ revoluciona Internet con su nueva edición digital, por la que cobrará, Xornal.com (13/11/2002)

Elpais.es será de pago a partir de la próxima semana, iWorld (13/11/2002)

Elpais.es apuesta por contenidos de pago como modelo de negocio, IBL News (15/11/2002)

‘El País’ en internet de pago, Barrapunto (13/10/2002)

Profesor de periodismo e investigador sobre medios digitales en la Universidad de Navarra. Twitter: @rsalaverria

Posted in general

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*